Zergatik ez? Integrantes
INICIO BIOGRAFÍA INTEGRANTES FOTOS CONTACTO ARTICULOS FOROS
Alberto Iñigo Alonso Jon Ander Pérez Juanjo Galindez Ramón March
Zergatik Ez?
Iñigo Alonso (Bajo y Voz)

Cuando tenía 31 años ya había crecido y sobrevivido a la adolescencia, había creído y me había desengañado, había cometido cientos de miles de errores, había empezado unos estudios y los había terminado, había buscado trabajo, lo había encontrado, luego había cambiado, había aprendido idiomas y otras muchas cosas, había olvidado otras, me había casado con la mujer de mi vida, estaba pagando una hipoteca y las letras de un coche, incluso estaba buscando fortuna a 400 km. de lo mío y los míos….

Y de repente, decido comprarme una guitarra.

Hasta entonces, salvo la flauta en la clase de música Iñigode la antigua EGB, no había tocado instrumento alguno, ni siquiera apenas en la primera acepción de ese verbo que, según la RAE, es “ejercitar el sentido del tacto”. Pues bien, no había ejercitado tal sentido salvo quizá alguna vez, años antes, cambiando de sitio la guitarra de mi hermana. No había frecuentado especialmente ambientes musicales en los que de pronto se encuentra uno destrozando algún tema legendario con cuatro amiguetes.

Supongo que, desde fuera, nada hacía presagiar que un servidor acabara metido donde está ahora. Aun me divierto, y mucho, observando las caras de sorpresa y confusión de las personas de mi entorno que van descubriendo esta faceta mía.

Sin embargo, para mí fue algo de lo más natural y coherente. Yo había nacido músico y simplemente había llegado la hora de convertirlo en un aspecto central de mi vida. Decidí comprarme una guitarra clásica y aprender. No como mucha gente que se apunta y desapunta a guitarra, baile, inglés, gimnasio, footing, cocina, etc. Eso está bien, pero no se trataba de ello. Yo decidí que, a partir de ese momento, viviría la música, de verdad.

Iñigo en SodupeClaro, para uno, que lleva el Rock and Roll impreso en su genoma, el destino final estaba claro. Y, como en esta vida hay que fijarse objetivos, el mío fue sencillito: antes de los 40 estaría tocando la guitarra en un escenario con un grupo de R’n’R. Con eso en mente, me puse a estudiar guitarra clásica en Madrid, en una academia primero, y en mi casa después, con un pedazo de guitarrista clásico llamado David Burgos.

La suerte te sonríe a veces. Yo recibí la bendición de contar, entre mis amistades, con Jon Ander Pérez, entonces bajista de “Zergatik Ez?”, y hoy guitarra y voz. Fue solo decirle “Jonan, estoy aprendiendo a tocar la guitarra, y voy a por ello en serio”, y me abrió de par en par las puertas de “su mundo” (Dios te bendiga, compañero). Allí me encontré con Ramón, Juanjo, Monti y Alberto. Me acogieron de inmediato y me permitieron por primera vez vivir el R’n’R desde dentro.

Me compré mi primera guitarra eléctrica, mi primer ampli, mi primera pedalera. Disfruté observando y aprendiendo con esta banda y me permitieron (Dios os bendiga, compañeros) cumplir mi primer sueño, años antes de cumplir los 40. Subí mi strato a un escenario de un garito de Sodupe y toqué con ellos (tercera acepción: hacer sonar según arte cualquier instrumento) dos temas de rock and roll. La vida es bella, señoras y señores.

Continué mi relación con ellos hasta que, a finales de 2010, me proponen incorporarme como bajista. Me di 24 horas, por si encontraba alguna razón para decir que no. Afortunadamente, no me caracterizo por tener tendencias suicidas o autoflagelantes, con lo que por supuesto fui a por ello… y aquí estamos. Vamos a dar mucha guerra… Al tiempo.

 

Iñigo