Zergatik ez? Integrantes
INICIO BIOGRAFÍA INTEGRANTES FOTOS CONTACTO ARTICULOS FOROS
Alberto Iñigo Alonso Jon Ander Pérez Juanjo Galindez Ramón March
Zergatik Ez?
Ramón March (Guitarra y voz)


Ramón de chavalMi pasión por tocar la guitarra comienza con 12 años cuando Carlos, un amigo del colegio que va  a clases de guitarra, me enseña unos acordes y a afinar el instrumento. Me pasaba todo el día dándole la brasa para que me ensañara algo. Todavía conservo las hojas de un cuaderno de música de esos de escribir partituras con líneas donde me apuntaba en que posiciones se ponían los dedos para crear acordes.

Ese año el Olentzero me trae una guitarra española que se hace mi amiga inseparable. A partir de aquí el aprendizaje autodidacta. Salia a la calle siempre con mi guitarra y me sentaba en la acera o en cualquier portal para rasgar las cuerdas. Seguro que mucha gente del barrio se acuerda de esto que cuento. Amparito, una señora de Zaramillo a la que tengo un especial cariño y que tenía una tienda de ropa en el barrio, me lo ha recordado cientos de veces. Las tardes que he pasado tocando la guitarra en el bordillo de su tienda.

Más tarde, cuando salía de clase por las tardes, oía en la radio un programa especial de los Beatles y eso me marco de por vida. ¡Como sonaban aquellas guitarras y aquellos señores ingleses!
Un poco más tarde ya salía a las fiestas de mi pueblo (Sodupe) y me quedaba toda la noche debajo del kiosko de los músicos escuchando la verbena y pensaba; ¡ostras, yo quiero hacer esto! y así fue.
Empieza la edad de salir un poco del pueblo y empiezo a ver conciertos y festivales: Leño, Baron Rojo, Asfalto, Itoiz, Errobi y todos los que podía.

Mi primera guitarra eléctrica fue con 18 años, una imitación de Stratocaster y empiezan los primeros pinitos junto a Monti (guitarrista con el que he compartido 30 años de rock and roll).

Luego llega la mili. Ya sabéis que “el caudillo” nos obligaba a ser Militrontxosoldados de la nación y aquello te jodía por la mitad pero bueno me hice con una guitarra que combinaba con el fusil cetme y a seguir rascando cuerdas. La suerte y el destino me hicieron conocer allí al que sería, es y será uno de mis mejores amigos. Aladino Fdez Gzlez (Asturiano). A los dos nos unía las mismas aficiones: La guitarra, la electrónica y las chicas… (Conchi, esto último es broma). Con este “amiguete” pasé la mili de una forma más llevadera y gracias a él aprendí cosas nuevas. Pasamos horas de guitarreo tanto en el cuartel como en las calles en Cartajena. Hacíamos grupos de militares que venían a escucharnos y a cantar con nosotros. Todavía lo hacemos cuando nos juntamos. Había una cuadrilla de andaluces de una compañía de al lado de la nuestra que venían a buscarme muchas tardes para que fuera a tocar la guitarra y a cantar canciones de TRIANA con ellos a su compañía. Tenía la merienda asegurada y corrían por allí mas porros y botellas de cubata que lentejas daban por un duro (en aquel entonces). No se podían creer que fuera vasco con el sentimiento que cantaba aquellas canciones: El lago, Sñr Troncoso, Se de un lugar, luminosa mañana. Yo flipaba con Triana. Es más, en nuestro primer disco de SUAZ BLAI, escribimos un tema dedicado al cantante de Triana Jesús de la Rosa. Este murió en accidente de tráfico en Burgos cuando volvía a Sevilla tras un concierto para los damnificados por las inundaciones del 83 en el país vasco.

Bueno, vuelvo a hablar de Monti. Tocar a su lado ha sido muy fácil y muy grato durante todos estos años. Noches completas de música y “otras cosas” en aquel caserío donde ensayábamos. Muchos conciertos por toda Euskal herria, miles de ensayos, muchas risas, tardes de gloria por televisión, radios, en fin toda una vida unidos por esta pasión. Monti es alguien al que a partir de ahora echare mucho de menos cuando me suba al escenario.

Primero Oberon (Rock duro) mas tarde Suaz Blai (Pop Rock temas nuestros en euskera, 2 discos y grandes recuerdos) y ahora Zergatik EZ, una banda que hace versiones y temas propios con la que comparto grandes sueños con buenos amigos, “flipo” tocando esas canciones que me ponían los pelos como escarpias cada vez que las oía.

Cada noche de rock and roll es como la primera vez y ver esas caras conocidas escuchando y cantando los temas que tocamos es algo por lo que mientras mi destino me lo permita y sigáis estando ahí, no prescindiré de hacer. GRACIAS a todos los que nos habéis seguido durante tantos años.

 

Ramón March